¿Quién es Carlos González Delgado?

Carlos es una persona inquieta que no ha parado de estudiar y experimentar a lo largo de su vida.

 


Está formado en diversos campos profesionales como psicólogo (Universidad de Málaga), analista existencial y logoterapeuta (As
ociación Española de Logoterapia y Fundación Viktor Frankl de Buenos Aires, tercera escuela de psicología de Viena, basada en las enseñanzas de Viktor E. Frankl), Terapeuta en Vidas Pasadas o Terapia Regresiva (con el Dr.José Luis Cabouli), Terapeuta del Alma (con Avihay Abohab), Usui Shiki Ryoho Master (Con Guy Braekman, dentro del seno de The Reiki Alliance) y en algunos otros campos, aparte de haber trabajado en el mundo de la empresa privada en calidad de analista financiero, graduado social y asesor fiscal y en la pública como funcionario.

Ha dirigido durante algunos años diversos programas en radios locales y ha participado en diversos programas de televisión también locales.

Ha impartido numerosos cursos, talleres, conferencias y demás, tanto para la empresa privada, como para la pública y también al público en general.


Es una persona comprometida con lo que hace y ha creado en estos últimos años un sistema propio y peculiar de atención terapéutica basado en sus años de experiencia y en sus estudios académicos y no académicos.

Cree firmemente que la verdad es lo único que sana y que su puesta en práctica ("real-ización") es lo único que permite a la persona de verdad cambiar aquello que le impide ser ella misma.

Tres cosas son necesarias, como mínimo, en esta vida en el planeta Tierra, para cambiar de verdad: consciencia (saber exactamente qué es lo que deseo cambiar), sentirlo en tu cuerpo de ahora (aunque la experiencia pueda corresponder a una etapa anterior en otro cuerpo) y, por último, realizar un cambio de hábitos.


Las dos primeras puedas obtenerlas claramente durante una regresión y también a través de otras vivencias en la vida.. La tercera implica necesariamente un compromiso personal con lo que tu Alma te haya mostrado durante la regresión

Su sistema de trabajo permite a la persona comprometerse al máximo en la gestión de su propia salud y recuperar la fuerza y el centro de su identidad real, dejando de vivir en el mundo de las ideas ("ideal-ización") para pasar al mundo de la acción.

Su metodología es propicia para aquellas personas que deseen volver a tomar las riendas de sus vidas y deseen dejar de lamentarse de su mala suerte.

Su sistema permite mantener un seguimiento personalizado gratuito durante 180 días, tras haberse realizado la regresión; esta opción requiere necesariamente un alto grado de compromiso personal.

Se apoya en un trabajo post-sesión que permite a la persona realmente implicada a recuperar su fuerza, su poder y su lugar en el universo.